Inteligencia de negocios

Inteligencia de negocios: la monetización de los datos.

Las grandes empresas producen millones de datos mensuales sobre sí mismas y sobre sus clientes. No es un hecho nuevo. Lo que sí es nuevo es la tecnología que puede medirlos, agruparlos, diferenciarlos, relacionarlos y racionalizarlos para utilizarlos en beneficio de nuevas oportunidades de negocios. Los clientes de una compañía aérea, por ejemplo, generan a diario un arsenal de información sobre sus hábitos, sus comodidades, sus preferencias y sus prioridades no solo en relación con el vuelo propiamente dicho, sino sobre su estilo de vida. La sistematización del servicio permite, por ejemplo, saber a qué horas viajan, con cuánta anticipación llegan al aeropuerto, que suelen hacer en los tiempos de espera, en qué sillas les gusta ubicarse, con qué frecuencia viajan y con qué motivo, entre otros muchos datos. Lo difícil es saber qué hacer con ellos, cómo organizarlos, cómo leerlos, cómo interpretarlos; cómo encontrar, entre el flujo exponencial de información, los datos precisos y certeros que generen un nuevo valor.

¿Cómo sacarle el mayor provecho al cúmulo de datos que arrojan a diario los clientes? Mediante la metodología Business Intelligence, desentrañamos el valor de los datos internos de las empresas y los enriquecemos con fuentes externas para rentabilizar la relación con el cliente, aumentar el potencial de negocio y reconocer nuevas oportunidades.

Business Intelligence se apalanca en diversas y avanzadas tecnologías de análisis de datos para brindar soluciones a la necesidad de las empresas de generar más valor en las relaciones con sus clientes.

Una visión de 360º del negocio nos arroja un panorama completo de los factores relevantes del cliente en el contexto del mercado en la sociedad y la relación que tiene con el producto y con la empresa. Creamos segmentaciones descriptivas y predictivas que permiten conocer los rasgos de los clientes, su comportamiento pasado, sus predilecciones y gustos y sus propensiones más probables en el futuro. A este conocimiento exhaustivo le añadimos datos externos para potenciar la calidad de las descripciones y de las predicciones, como los datos demográficos, las variables derivadas de la localización y los estudios de mercado. El análisis de los datos internos en combinación con los datos externos produce una solución eficaz para sacarles el máximo provecho a las iniciativas de negocio a partir del conocimiento del cliente.