Evaluación

Los gobiernos dedican buena parte del gasto a programas sociales. Como generalmente van dirigidos a la población más vulnerable, medir el impacto real en las comunidades a las que van dirigidos es crucial. Nosotros les servimos a los gobiernos para evaluar esos programas con la profundidad y la celeridad que ello exige. Desde el punto de vista operativo, contamos con herramientas sistematizadas de última generación que facilitan cumplir con los diseños muestrales que plantean este tipo de estudios. No solo recaudamos digitalmente información cuantitativa sino que podemos supervisar el trabajo de campo en tiempo real, gracias a la georreferenciación de los encuestadores. Desde el punto de vista analítico, no solo contamos con un equipo interdisciplinario de consultores expertos en diversas áreas del conocimiento (economistas, antropólogos, sociólogos, politólogos) sino que utilizamos una combinación de métodos para entender mejor los fenómenos: a los diseños muestrales masivos, añadimos sesiones de grupo, entrevistas a profundidad, estudios etnográficos y demás mediciones cualitativas que nos ayudan a entender con mayor rigor las cifras y las dinámicas que hay detrás de las operaciones que hacemos y los fenómenos que analizamos.

Esta evaluación es particularmente efectiva para aplicarlos en los programas sociales que financia el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial en distintos países de Latinoamérica y que exigen un seguimiento muy estricto de la gestión.

Utilizamos la misma metodología para evaluar las intervenciones sociales que las organizaciones del sector privado realizan como parte de su estrategia de Responsabilidad Social Empresarial.