RELACIONAMIENTO

Conversar es habitar en compañía

Las empresas que fortalecen sus relaciones con los diferentes grupos de interés y gestionan de manera eficiente el recurso humano garantizan la sostenibilidad y mejoran la reputación.
Hace un siglo las empresas se concentraban en el recurso humano. En los años sesenta, el énfasis era el cliente. Pero la experiencia ha señalado que ya no basta con sostener conversaciones individuales. La sostenibilidad depende ahora de la reputación, de cómo las empresas se relacionen no solo con el recurso humano y los clientes, sino con los accionistas, los proveedores, las entidades reguladoras, los medios de comunicación y la opinión pública, entre otros grupos de interés.
Nosotros medimos cómo están las relaciones de las empresas con sus grupos de interés y los asesoramos sobre lo que deben hacer para mejorar esas relaciones y, por ende, elevar la reputación. Ayudamos a las empresas a conseguir el talento humano idóneo para sus necesidades y cómo administrarlo para reducir la rotación y elevar la lealtad. Y, en la era de la revolución tecnológica, acompañamos a las organizaciones en su proceso de transformación digital.+
Motores para incrementar el capital social:

ERA